50 años de recesión para los países menos desarrollados

Hace cincuenta años, las Naciones Unidas compilaron una lista de los países menos adelantados. La lista se actualiza todos los años y, lamentablemente, no ha cambiado mucho desde 1971. Quién Una cuarta parte de los países del mundo están en la lista, Casi la mitad de ellos han estado en la lista desde el principio, con un 89% en la lista durante 30 años o más. Este hecho desafortunado plantea la pregunta obvia: ¿Por qué se están quedando atrás tantos PMA cuando a otros países desarrollados anteriormente pobres como Corea del Sur, China, Vietnam y Malasia les fue tan bien durante el mismo medio siglo?

¿Por qué Haití (el único país menos desarrollado del hemisferio occidental), Níger, Burkina Faso, Chad, Guinea, Lesotho, Malawi, Nepal y otros no pueden graduarse de la lista de países menos adelantados? ¿Hay alguna percepción imborrable además de la desesperación escondida en este conjunto doloroso? Curiosamente, en cambio Banco Mundial Y otras instituciones pueden decirnos mucho sobre los países menos desarrollados, desde los niveles de nutrición hasta kilómetros de caminos pavimentados, desde la alfabetización hasta el tiempo promedio que los aldeanos tardan en recolectar agua de un pozo, y no tienen mucho que decir sobre el causa de la luz al final de sus vidas. Los túneles de desarrollo son muy sombríos. ¿Es la falta de acceso a las rutas comerciales? ¿Suelo pobre? ¿clima? ¿Falta de recursos naturales? ¿Guerra civil o problemas étnicos? ¿corrupción? ¿Por qué Kenia no estaba en la lista mientras que su vecino del sur, Tanzania? Ambos son grandes con zonas climáticas variadas, ambos tienen costas abundantes y ambos tienen vida silvestre que atrae a los turistas. Incluso cultural y lingüísticamente no son tan diferentes. ¿Por qué el destino de Haití fue tan diferente al de República Dominicana, que comparte la misma isla?

Hay decenas de indicadores e índices para medir el progreso, pero no hay un consenso claro sobre cuál es el camino «correcto» hacia el desarrollo, aunque conocemos algunos ingredientes básicos. Obviamente, debe haber alguna dotación material básica como una «condición indispensable» (suelo arable, agua, costa y terreno permeable al movimiento, es decir, no los vastos desiertos y las montañas intransitables). Los recursos naturales como el petróleo pueden ayudar, pero no necesariamente: observe a Venezuela y Nigeria. Ayuda a obtener un grado de conexión entre las actividades económicas de las personas y los mercados potenciales: infraestructura como carreteras, electricidad y tecnologías de la comunicación, así como instituciones como los bancos que permiten el intercambio. Sin estas cosas, es poco probable que avancemos. Al mismo tiempo, no es suficiente simplemente “poner” estos elementos de comunicación en su lugar.

Todos necesitan mantenimiento y capacidad técnica, y eso significa sistemas de trabajo, en primer lugar la educación. También se necesitan otras vías a través de las cuales la energía humana (creatividad, espíritu empresarial) pueda fluir libremente. La estabilidad es crucial. Las luchas civiles, las luchas étnicas y el caos político van en contra del crecimiento. Asimismo, la falta de estado de derecho, los derechos de propiedad poco claros y otros problemas estructurales contribuyen a la inestabilidad, por lo que estos elementos deben ser protegidos. El Estado u órgano de gobierno debe tener la capacidad de nutrir y proteger las instituciones de la sociedad. También sabemos que las políticas relacionadas con la educación, los impuestos, el comercio, el trabajo, etc. pueden ayudar a que un país avance o dificultar ese movimiento.

(Reuters)

Pero en términos de cómo adquirir estos componentes, ayudarlos a madurar y, sobre todo, incorporarlos a todo lo aplicable, estamos aquí entrando en un misterioso mundo «dependiente». Después de todo, si existiera una receta eficaz para el desarrollo, no habría una lista de los países menos adelantados. Para «cocinarse» correctamente, se deben tener en cuenta una gran cantidad de variables. En todos los sistemas existen reglas y arreglos informales que operan bajo la superficie de las reglas formales, y arreglos ocultos que pueden habilitar o inhabilitar otras características, lo que podría explicar la desigualdad de ingresos, los malos resultados de salud para algunos y la pobreza crónica. El sistema de castas todavía existe en India, aunque ha sido prohibido oficialmente. El apartheid en Sudáfrica todavía existe, aunque ha sido desmembrado oficialmente. Para complicar aún más las cosas, existe el mundo de la «cultura» que se asemeja a una caja negra (actitudes, creencias y hábitos de las personas), que es un lío de múltiples capas de variables que influyen en cómo se prepara la receta del desarrollo.

En cuanto a cómo un país obtuvo la dudosa distinción de estar en la lista de países menos adelantados, las Naciones Unidas utilizan múltiples indicadores, y otros sistemas de medición respaldan en gran medida la clasificación de las Naciones Unidas, como el Índice de Desarrollo Humano (IDH).Índice de Desarrollo Humano), Y una alternativa relativamente nueva, la Evaluación de Desarrollo Económico Sostenible (SEDA) de Boston Consulting Group, que combina medidas de bienestar y economía, al tiempo que considera la gobernanza.Reglas de la leyY el corrupción, Derechos de propiedad), infraestructura (agua, saneamiento, tecnologías de la información, etc.) y sociedad civil (activismo cívico, cohesión grupal, confianza, igualdad de género) entre muchos otros.

Una de las formas más antiguas (y cada vez más controvertidas) de seguir el progreso es observar el PIB. Sorprendentemente, pocos de los miembros veteranos de la lista de países menos desarrollados ocupan un lugar sorprendentemente alto en términos de tasas de crecimiento del PIB (Etiopía, Camboya, Bangladesh, Benin, Ruanda y Tanzania). Un país pobre como Etiopía (en la lista de países menos desarrollados durante los cincuenta años completos), podría estar entre las economías de más rápido crecimiento del mundo, recordándonos que el crecimiento económico no es lo mismo que el desarrollo equitativo. Puede parecer que un país está mejorando en una dimensión cuando definitivamente no lo está en muchas otras dimensiones, y eso suele ser lo más importante para la persona promedio.

Ponerse al día más duro que nunca

Quizás la lección más importante (y menos dañina) de la recesión en curso en los PMA es que, además de la necesidad de adquirir y nutrir muchos de los artículos antes mencionados, la velocidad a la que debe realizarse el proceso de «cocinar» ha sido casi drástica aumentado. . Lo que hubiera sido suficiente para avanzar hace 40 años, ahora apenas es suficiente para evitar que retroceda. Como dijo recientemente Thomas Friedman en un artículo de opinión en The New York Times, «es difícil ser un país viable hoy». Globalización La demografía ha contribuido a que la subida sea más empinada y el camino más accidentado. Las expectativas de la gente han aumentado en parte debido a Medios de comunicación social Y avances en comunicación. La gente en todas partes es menos impaciente y una de las consecuencias es un aumento constante de la inmigración.

Como resultado, pocos de los países menos desarrollados pueden estar ahora en el país. pobreza Una trampa, donde todo lo que se intenta es poco, demasiado tarde. Según un informe de 2015 del Banco de la Reserva Federal de St. Louis, ponerse al día con las naciones desarrolladas (lo que se conoce como «convergencia») no sucederá pronto.

«Para lograr esta rápida convergencia hoy, los países en desarrollo necesitarán crecer alrededor de 8 puntos porcentuales más rápido que Estados Unidos (o alrededor del 11 por ciento anual) sin una pausa durante 40 a 50 años».

La nueva visión de la convergencia está superando incluso esa lúgubre línea de tiempo. Un artículo de investigación preparado por el Centro para el Desarrollo Global en febrero titulado «La nueva era del acercamiento incondicional, «Estados:

“Si bien Barro y Sala-i-Martin han sugerido … una tasa de recuperación de alrededor del 2% anual en las economías avanzadas, y Sachs y Warner … están encontrando una velocidad similar de convergencia en las economías abiertas, hemos estado proyectando un volumen mucho menor durante todo el año pasado 2000. A este ritmo, el país en desarrollo promedio cerrará la mitad de la brecha entre su ingreso actual y estable en apenas 170 años.

Entonces, ¿hay algo que pueda marcar la diferencia?

Fue la respuesta permanente Ayuda externa. Pero con la necesidad de velocidad sumada a otros requisitos complejos, parece que la ayuda exterior puede hacer poco más que brindar apoyo en el mejor de los casos, y en el peor de los casos, puede evitar que los países más pobres se desarrollen, por dos razones. Primero, la dependencia, que es un desincentivo fatal para la autosuficiencia, y segundo, la naturaleza de la industria de la ayuda, que durante décadas se ha enfocado en ayudar a entregar una gran cantidad de cosas perdidas como pozos de agua, inodoros, alimentos, semillas, herramientas, y carreteras. En lugar de hacer la tarea mucho más compleja de averiguar la mejor manera de empoderar a los países pobres para que encuentren su propio camino, equipos médicos, condones, etc. Desarrollo.

Sin embargo, parece claro que la ayuda convencional ha tenido poco impacto en la pobreza crónica en los países menos desarrollados. Los PMA han sido grandes receptores de ayuda exterior (la mayoría de ellos ayuda a la mitad o más de sus presupuestos nacionales), pero todavía están en la lista de países menos adelantados.

En un país como Malawi, la ayuda exterior puede ser la industria más importante; Decenas de jugadores de grandes agencias bilaterales como América tú dijiste, O el FCDO británico (anteriormente DFID) junto con ONG como Save the Children, World Vision y Mercy Corps que han estado trabajando allí durante años, enseñando a los agricultores a «no pastar», proporcionar ganado mejorado, capacitar a las parteras y ejecutar proyectos de microfinanzas. ., Perforación de pozos de agua y talleres de capacitación sobre «creación de capacidad» en todos los niveles, desde el gobierno hasta la aldea más pequeña. Con pocas excepciones, incluso los resultados positivos de estos esfuerzos no duran.

Un sistema de ayuda diferente, más inteligente, más inteligente, más comprometido con relaciones más largas y colectivas, dispuesto a dedicar más tiempo a clasificar las complejidades de la cultura, la estructura social y la economía política, más orientado a la enseñanza que al trabajo, y un poco más. sobre entregar cosas y más sobre las operaciones del refuerzo, definitivamente ayudaría. Pero las perspectivas de un cambio real en la ayuda exterior son escasas. En la mayoría de los países donantes, el público en general es indiferente a la difícil situación de los países menos adelantados y a la escalada de la crisis en las economías avanzadas, menos aún ahora.

Y cuando ellos y sus consejos, parlamentos y sectores caritativos pueden asignar fondos para la asistencia para el desarrollo, todos esperan una «relación calidad-precio», lo que significa resultados medibles a corto plazo (también conocidos como «ganancias rápidas»), que a su vez conducen a la tipos de proyectos ineficaces que asolan a los países menos desarrollados durante años. Como dijo Andrew Natsios, ex director de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, «… los programas de desarrollo que se miden con mayor precisión y facilidad son los menos convertibles, y los programas más convertibles son los menos medibles».

Sin embargo, a pesar de este lamentable historial, tanto para los PMA como para quienes intentan ayudarlos, los gobiernos, los expertos en política exterior y los líderes de la industria de la ayuda pintan anualmente imágenes optimistas del avance de los PMA. Pero la presencia continua de muchos países incluidos en la lista de países menos adelantados, junto con la creciente dificultad para ponerse al día, indica que una visión optimista del progreso de los PMA parece estar fuera de lugar. ¿No sería mejor ahora, en el cincuentenario de la Lista de Países Menos Adelantados, enfrentar sin lugar a dudas la verdad de su dilema y nuestra anterior falta de asistencia? La humildad resultante puede ser el motor necesario para repensar radicalmente lo que están experimentando los PMA y lo que se puede hacer en el futuro.

Si está interesado en escribir en el Informe de política internacional, envíenos un correo electrónico a [email protected]

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

DETRASDELANOTICIA.COM.DO PARTICIPE AU PROGRAMME ASSOCIÉ D'AMAZON SERVICES LLC, UN PROGRAMME DE PUBLICITÉ AFFILIÉ CONÇU POUR FOURNIR AUX SITES UN MOYEN POUR GAGNER DES FRAIS DE PUBLICITÉ DANS ET EN RELATION AVEC AMAZON.IT. AMAZON, LE LOGO AMAZON, AMAZONSUPPLY ET LE LOGO AMAZONSUPPLY SONT DES MARQUES COMMERCIALES D'AMAZON.IT, INC. OU SES FILIALES. EN TANT QU'ASSOCIÉ D'AMAZON, NOUS OBTENONS DES COMMISSIONS D'AFFILIATION SUR LES ACHATS ÉLIGIBLES. MERCI AMAZON DE NOUS AIDER À PAYER LES FRAIS DE NOTRE SITE ! TOUTES LES IMAGES DE PRODUITS SONT LA PROPRIÉTÉ D'AMAZON.IT ET DE SES VENDEURS.
Detrás de la Noticias (República Dominicana)